Historia

Historia del charango y sus inicios en la Argentina

Este instrumento tiene su orígen de la antigua Vihuela de mano, cordófono introducido a América durante la conquista y que en esa época (siglo XVI) estaba en su apogeo en sus tres tamaño fundamentales (Pequeño mediano y grande).

En ese mismo siglo (XVI) comenzaba a surgir la Villa Imperial de Potosí como consecuencia del famoso Cerro Rico, en el que abundaba la Plata. Convirtiéndose así en un centro cosmopolita de mucha importancia en América, formando una metrópolis impresionante de aproximadamente 160.000 habitantes en los años 1.610

La palabra CHARANGO, posiblemente deriva de dos voces americanistas: CHARANGA, palabra muy utilizada durante la colonia, que significa «Música de instrumentos Metálicos» (este pequeño instrumento ha sido considerado siempre como «bullicioso» y » estrepitoso» por su estructura musical de una acústica dominante) y de CHARANGUERO, que quiere decir: Tosco, Grosero, Chapucero, Chambón, Embustero, Imperfecto. «(por su condición de instrumento «rustico» como por su «conducta tan campesina» son campesinos los principales cultores y no así los mestizos y blanco mestizo).

Existen una gran variedad de tamaños, con diferentes cajas de resonancia, distintos modos de afinar, diferente cantidad de cuerdas, trastes, etc.,dando lugar a la toma de variados nombres (charango tipo, campesino, walaycho,etc.), tocándose cada uno de estos instrumentos en distintas regiones, de acuerdo a sus costumbres y tradiciones.

La construcción también es variada:

Con la Caparazón de Quirquincho, animal perteneciente a la especie de los Armadillos muy abundante en Bolivia.

En madera laminada, en forma de guitarra como lomo plano, con bonete, o redondo, etc.

En madera Lauckiada «(ahuecada)» existiendo a su vez, los decorados, donde los artesanos muestran sus habilidades artísticas al lograr filigranas talladas en todas las partes propicias del instrumentos.